LEYENDO

200 años y pico de periódicos y revistas en Antioq...

200 años y pico de periódicos y revistas en Antioquia

No es un orden, ni un ránking, porque no son comparables. Al contrario, juntamos aquí medios muy distintos entre sí, y distintos en el momento en que surgieron, que aportaron a los lectores antioqueños.

Como nos encantan los números redondos, quisiéramos decir “200 años de publicaciones en Antioquia”, pero no se puede. Según parece, alrededor de 1814 llegó la primera imprenta a esta región, y se publicó el periódico “La Estrella de Occidente”.

¿Cómo va a hablar uno de medios en dos siglos? Pues toca escoger. Las publicaciones sirven para entender la realidad de su momento (eso lo saben bien los historiadores), pero también para rastrear las ideas de autores y editores. Un ejercicio de releer medios diversos y distintos que se han hecho en estos lares.

El Brujo

Las salas de periódicos son de los lugares más divertidos que uno pueda encontrar. En 1850 los periódicos en su primera edicion traían un “Prospecto”,que planteaban en términos generales sus compromisos y lo que esperaban publicar, la frecuencia… había que echarse al agua para conseguir suscriptores. El Brujo, que circuló unos pocos números, no tenía prospecto, pero empezaba con una simpática declaración de principios narrando que se había inspirado en Europa “i concluiré anunciándoles que he resuelto fijar mis reales en esta plaza, en donde me hallarán á su mandar, siempre que no manden cosas pesadas, que hablaré a diestro i siniestro de todo i con todos…”. Notas sociales, crónica política, cuentos a medio real por edición.

El Espectador

imagen de http://www.wikiwand.com/en/El_Espectador

Sí, del periódico más antiguo de Colombia aun activo, y gozando de muy buena salud, no hay necesidad de decir mucho. Este diario nacional afincado en Bogotá, que al comenzar el siglo XXI fue semanario, fue fundado por don Fidel Cano en 1887 como bisemanario… en Medellín.

Revista Antioquia

imagen de https://www.otraparte.org

El texto de la presentación de la revista dice: “Antioquia quiere ser una publicación que no estafe al público; no aparecerá sino cuando el redactor tenga algo digno de leerse”. ¿Quién podía escribir algo así? Otro brujo, Fernando González.

Ocho ediciones en 1936, una en 1937, una en 1938, tres en 1939, cuatro en 1945. Si te gustan los libros de “El brujo de Otraparte” tienes que leer Antioquia, que está compilada por la editorial de la U. de A. o aquí.

Sucesos sensacionales

Imagen de https://issuu.com/bibliotecapublicapiloto/docs/ps19_sucesossensacionales_enero_195_8c68dcc7eb3c7b

Si creías que el amarillismo era un invento de los periódicos que traen grande crucigramas, estás muerto. Desde 1954 hasta 1976 este periódico dedicado a la “crónica judicial” relataba los asesinatos como si de una novela de suspenso se tratara. Asesinatos, robos, crímenes pasionales… afortunadamente hemos evolucionado nuestra manera de hacer periodismo. Pero en su moemnto fue un pionero.

La Hoja

En una de las épocas más terribles de Medellín, 1992, esta revista nació con una mirada distinta. “Sin imparcialidad porque preferimos la honestidad: esa subjetividad honesta que nos libre de hacerles el juego a quienes se han valido de la manida objetividad periodística para a través de todo un catálogo de artimañas imponer sus versiones y perpetuar su imagen”. Hasta 2008, este proyecto encabezado por Héctor Rincón y Ana María Cano fue el espacio para miradas y temas divergentes e inteligentes.

Vivir en El Poblado

imagen de http://www.vivirenelpoblado.com/periodico/a-nuestros-lectores-y-anunciantes

Medellín es un hervidero de periódicos alternativos. Entre los sectoriales, uno de los mejores ejemplos fue Vivir en El Poblado, que durante 27 años (hasta enero de este 2017) llegó durante 699 ediciones, con periodismo independiente y de servicio a los habitantes de ese sector de la ciudad, a los que además les regaló primeras páginas cargadas de arte.


Periodista, le gustan los libros, ir a cine, el fútbol y estudiar.